Katovizate!

17.9.07

MTV Music Awards: Justin y Rihanna arrasan

Si no hubiera sido por la lamentable actuación de Britney Spears presentando su patético nuevo sencillo (Gimme more), la gala de los MTV Music Awards hubiera sido recordada por la coronación de los dos nuevos reyes del pop mundial: Rihanna y Justin Timberlake.

En realidad, Justin no es el nuevo rey, ya lo lleva siendo un par de añitos, pero en esta gala asistimos a su reválida. Rihanna, en cambio, a pesar de que ya estamos ante su tercer disco, ha conseguido eclipsar ya a toda la competencia: ha barrido de un plumazo a todas las lolitas blancas del pop que están de capa caída (Britney es el ejemplo más obvio), pero también ha dado un puntapié a Beyoncé, la que se considera reina indiscutible del arembí.

Rihanna es guapa, canta y baila bien, además de ser protegida de Jay-Z, novio de Beyoncé. Y de ahí surgen parte de los conflictos. Si hace tres años, Beyoncé lanzaba el bombazo mundial con Crazy in Love acompañado de Jay-Z, este año Rihanna ha hecho lo propio, y también con el rapero, gracias a Umbrella. Y aunque éste no sea tan buen single, Good Girl Gone Bad es muchísimo mejor disco que Dangerously in love. Resumiendo: el novio de Beyoncé ha servido en bandeja la corona de ésta a una aventajada aspirante y le está sacando buen partido. Por no hablar de los rumores de cuernos...

La gala en sí fue un auténtico coñazo, con mucho ruido y muy confusa en la realización. Las actuaciones musicales no tenían mucha gracia (los grupos de rock lamentables pasaban el testigo a raperos gritones y viceversa) y los premios eran fácilmente predecibles (era curioso cómo se guardaba en cada categoría un reducto para un grupete indi que, por supuesto, al final no ganaba nada: White Stripes, Justice, Amy Winehouse...).

Las performances más interesantes corrieron de la mano de Alicia Keys (que versioneó Freedom de George Michael con una voz de cazallera de lo más interesante) y Nelly Furtado, Timbaland y Justin Timberlake, que forman uno de los mejores equipos del comercialismo musical yanqui. Primero cantó (con una voz bastante insegura) Nelly una de las mejores canciones de su disco Loose, Do it, le siguió Timbaland con The Way I are con Keri Wilson y, para finalizar, un guapísimo Timberlake con Love Stoned -impresionante baile incluido-. Al final se reunieron los tres para cantar (de un modo un tanto pandillero) Give it to me.

Os dejo con la actuación. Si Michael Jackson pudiera cobrar derechos de autor cada vez que baila Justin, el pobre Jacko tendría muchos menos problemas financieros.

Etiquetas: , ,

6 Comentarios:

  • Esa afición por el Timberlake no me convence. Está claro que el tío se esta comiendo el mundo, pero sus canciones me siguen resultando sositas. Por no decir que son todas iguales.
    Rihanna se lo merece todo. Por el éxito, por el disco y por esa mariavillosa melena que tiene. Viva el estilo Rihanna. Quiero ser negra. Quiero ese pelo , ese cuerpo y ese tó. Olé la tía!

    By Blogger meri, at 1:52 p. m.  

  • Vaya chapa! :D

    By Blogger meri, at 1:53 p. m.  

  • La mía o la tuya? :P

    By Blogger Mario, at 2:02 p. m.  

  • Algunos no quieren currar hoy i guess..
    estamos hablando por mail, por flashy, y por blogger.. ¡¡somos lo peor!!

    By Blogger meri, at 2:23 p. m.  

  • jajaja yo me quedo con la torda de briny spirs, que estaba como yo en mis clases de aerobitch...vamos más descordinada que la ex del paul mccartney bailando una polka.

    Rihanna mola todo!!! y el justino pues ya sabemos lo que mola de el... :-D

    By Blogger Mr Grieves, at 10:47 p. m.  

  • a tope con Justin!

    By Blogger Víctor, at 8:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home