Katovizate!

25.5.07

Spring came, rain fell

Ya lo decían ellos, los Club 8, que, por donde pasa la primavera, antes ha caído la lluvia. Pues este año la primavera está pisando fuerte, porque no para de llover, al menos en Madrid. ¿Será por las estupendas novedades swedish?


Desde Suecia con colchón

Y es que, para septiembre, tenemos disco de Club 8. O eso he leído: ¡y no puedo esperar más, qué ganas, qué nervios! The friend i once had es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos porque todas sus canciones son redondas. No hay ni un solo segundo de desperdicio musical. Y aunque Strangely Beautiful me gusta menos, tengo que reconocer que mantuvo el listón bien alto. El caso es que en el myspace del grupo ya se puede escuchar un adelanto de lo que será su nuevo trabajo. Se llama Whatever You Want, una bonita canción que, para mí, no es lo mejor del grupo, pero que plantea nuevos aires cálidos y soleados para un dúo que, para mi gusto, muestra sus mejores bazas en la serena melancolía del otoño y el invierno. De todas maneras, seguramente lo mejor estará por venir; sólo hay que fijarse en el título que tendrá el disco, The Boy Who Couldn’t Stop Dreaming. Más bonito, imposible.

Y siguiendo con maravillas, nos vamos con otros suecos que, además, comparten sello con Club 8, Labrador. Se trata de los Mary Onettes que descubrí en last.fm, donde se pueden escuchar todas sus canciones y descargarse el fabuloso single, Lost. Oscuros y lluviosos, con tendencia a la épica intimista y un punto siniestro ochentero irresistible, su disco para mí es ya de lo mejoricito de 2007. Aunque no hayan inventado nada nuevo (y recuerden, demasiado quizá, a los Smiths, a New Order, a The Jesus and Mary Chain, a The Cure o a Echo and The Bunnymen -creo que hay una canción por cada grupo-), la voz del vocalista y, sobre todo, sus obsesivas melodías me han convencido hasta tal punto de convertirse en la mejor banda sonora de estos días grises madrileños.


Traumatismos y dramatismos de andar por casa


También del norte, pero de Islandia, nos ha llegado el nuevo disco de Bjork, disfrazada para la ocasión de helado de La Menorquina de restaurante chino. Friki como ella sola, Volta parece otro trabajo difícil, que se ahoga en la voz omnipresente de Bjork. Sin embargo, va convenciendo a medida que se suceden las escuchas. El single, Earth Intruders, es emocionante y pegadizo, a ratos inquietante y otras veces, naif, pretencioso y cercano, tan rítmico que no puedo parar de mover el pie cuando la escucho. Sería como el gran single que acompañaría a Triumph of a Heart de Medulla. Innocence y Declare Independence recuerda a sus mejores canciones, incluso a momentos escabrosos de Debut y Post. Hope y I see who you are bucean en el Vespertine más visceral. The Dull Flame Of Desire es ese medio tiempo de película, que pudo haber formado parte de Selma Songs (recurre a la voz de Antony en un par de temas, un exceso considerando que al pobre andrófriki se le ha pasado un poco el arroz).

Tanto Volta, Volta tanto

Por supuesto que hay murgas: algunos tendrán material de sobra para decir "ésta ya no sabe cómo hacerse la rara" (seguramente por esos bufidos de barco que suenan a veces), otros podrán vanagloriarse de que es la artista más arriesgada del pop. Sin ser extremista, creo es un disco más asumible y mucho menos rompedor de lo que pudiera parecer. Tiene mucho de repaso a toda una carrera, insistiendo, fundamentalmente en el camino que ha seguido en Vespertine y Medulla. Pero con esas agradables sorpresas que nos recuerdan a esa jovencita islandesa divertida y bailarina a la que, yo creo que todos, cada día echamos más de menos.

Ays, yo creo que da más pereza hablar de Bjork (el concepto Bjork) que coger un disco y escucharlo y punto. Pues eso es lo que voy a hacer ahora mismito.

Etiquetas:

6 Comentarios:

  • :) Pues fíjate que por culpa de 'Volta' me ha dado por reescuchar 'Medúlla', un disco que en su día me horrorizó y que ahora me encanta. El truco está en pasar las canciones experimentales de poco más me un minuto. Es que como la Björk no hay nadie.

    By Anonymous Jaimecín, at 6:00 p. m.  

  • Pos hasta los fans más recalcitrantes de la eskimala dicen ke es un disco flojito. A mí me suena a terrenos ya trillados, y lo ke es peor; un kiero y no puedo de inspiración. Pokito lo estoy escuchando, oiga.

    By Anonymous MM de planetamurciano.tk, at 10:00 a. m.  

  • Sabía que hablando de Bjork todo el mundo se olvidaría del resto... ¡que lo más guay son los suecos juer!

    Por cierto, más suecos interesantes:
    http://deafsound.blogspot.com/2007/05/shout-out-louds-our-ill-wills.html

    By Blogger Mario, at 10:29 a. m.  

  • sí a los suecos!!

    By Blogger Victor, at 4:26 p. m.  

  • Qué guai el post! qué ganas de oir a mary onettes (superafavor del nombre!) y a la björk... has conseguido lo que no consigue nadie!!! que retome a la helado la menorquina XDDDDD

    By Blogger meri, at 10:18 a. m.  

  • Jo la verdad es que estoy enamorado del disco de los Mary Onettes!!! es tan bonito!!!! el de la gior paso que es una brasas de cuidado pero el single me gusta...esta chica es que de un polémico!!!

    By Blogger Mr Grieves, at 10:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home